querer es ¿poder?

Hay momentos en la vida en los que inesperadamente, al sentarte en un camastro y ver la isla de Cozumel desde una terraza con un Martini de pepino en la mano, te preguntas, ¿Qué es lo que realmente quiero?

En mi caso, la pregunta asaltó a mi mente un par de días después de preguntarle a alguien “¿tu que QUIERES?”. Y tal vez, en ese momento, en mi mente estaba claro lo que yo quería…a él en cualquiera de sus presencias, en cualquiera de sus formas, yo quería lo que él me quisiera dar al puro estilo de una de mis canciones favoritas “all I want is you”, aunque después, mientras miraba Cozumel, me di cuenta de que “you” y  “whatever you want” no tienen un mínimo parecido.

Dicen que querer es poder, o con un poco mas de letras “si te importa, encontrarás la manera, si no, encontrarás una excusa”.  Para nosotros los perfeccionistas, los luchadores, los que nunca nos rendimos, los que nos entregamos a las diferentes causas que ocupan nuestra mente y nuestras almas, esto se vuelve un modus vivendi. Si algo nos importa, buscamos y buscamos la manera hasta que lo logramos o topamos con pared. Y hay que tener cuidado, porque cuando se trae un gran impulso, no solamente puedes toparte con la pared, puedes chocar con ella y hacerte daño.

Y empujamos la pared, una y otra vez, buscamos la forma de vencerla, buscamos rodearla, buscamos tirarla, y seguimos luchando (porque es nuestra naturaleza) hasta llegar a un momento en que nos preguntamos, ¿hasta dónde es lucha y hasta dónde necedad?.

Sun Tzu nos dice en El Arte de la Guerra, “Triunfan aquellos que saben cuándo luchar y cuándo no” y posteriormente, nos da otro consejo para tomar esta decisión, “Si conoces a los demás, y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla”. Y ¿quién es tan tonto para luchar una guerra en la que correrá peligro en cada batalla?.

Como a nadie nos gusta perder (y algunos disfrutamos el triunfo mas que el común denominador), conocerse a si mismo, suena como un buen comienzo para fortalecer el ejército. Y es aquí donde entra mi  pregunta inesperada ¿qué quiero?

Y como se lo dije a Rodrigo hace un par de semanas en La Azotea: “lo que yo quiero, sé que no lo puedo tener”. He ahí una declaración frustrante para una Leo hecha y derecha, para una  perfeccionista, para una permanencia voluntaria en cuadro de honor y mención honorífica. Y no es que sea tan lista como Sun Tzu y haya identificado cuándo luchar y cuándo no. A mi me falló la estrategia, luché y luché y luché hasta el cansancio, pero fue esta tarde mientras veía al horizonte desvanecerse en la noche, que me di cuenta de lo cansada que estoy de empujar esa pared, que estoy morada de tantos golpes, porque intenté moverla con palabras, con cariño, con fuerza, con coraje, con retórica y la pared sigue ahí, firme. Al final tuve que golpear la pared de coraje, de frustración por no poder moverla, al puro estilo infantil. Tal vez le hice un pequeño hueco, pero me rompí las manos en el golpe.

No mas luchas para mi por ahora. Porque ahora es el momento de reagrupar ejércitos, de contar los recursos, de fortalecimiento, de conocer mi ejército, mis debilidades, mis fortalezas. Después de tantas y tantas batallas perdidas, es momento de sanar las heridas, de dejar que los moretones se desvanezcan, de cicatrizar, de (a pesar de que no me guste la palabra) retirarse y buscar la recuperación. De conocerse a si mismo sin perder de vista al enemigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: