miedo

Le tengo miedo a la cama. Tengo miedo de apagar la luz, entrar ahí, poner la cabeza sobre la almohada y cerrar los ojos porque se que invariablemente será tu imagen y tu nombre los que lleguen a mi mente. La primera imagen al cerrar los ojos, la última en sueños, antes de abrirlos.
Tengo miedo de acostarme de lado como siempre porque no podré evitar pensar en tu abrazo completo.
Tengo miedo de soñar porque se que será algo de ti, una conversación, un beso, un encuentro, y estará ahí de nuevo tu imagen.
Tengo miedo de ver las calles que nos vieron caminar, las sillas donde nos sentamos, los amigos que nos acompañaron, las olas que nos arrullaron.
Tengo miedo de que alguien me pregunte por tí, porque se que romperé en llanto.
Tengo miedo de hablar porque se que hablaré de ti, de tu risa, de tu locura, de tu forma de acariciar mi pelo, de tus frases, de nuestras conversaciones.
Tengo miedo de escribir porque tu nombre se leerá entre líneas.
Tengo miedo de pensar, de no pensar, de comer, de caminar, de respirar, de vivir porque al final, mi vida fuiste tu.

Tengo miedo de vivir sin ti, pero dicen por ahí que la valentia no sería tal, si no existiera el miedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: